Top » ESPAÑOL » ESTUDIA LA PALABRA DE DIOS » ¿“QUÉ DEBERÍAMOS HACER?”
¿“QUÉ DEBERÍAMOS HACER?” by Fr. Linh

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO – AÑO C

LECTURA DEL EVANGELIO: LUCAS 3:10–18

¿“QUÉ DEBERÍAMOS HACER?”

Rev. Linh N. Nguyen

 

INTRODUCCIÓN:

En el Evangelio de hoy, tres grupos diferentes le piden consejo a Juan el Bautista: 1) la muchedumbre, 2) recolectores de impuestos, y 3) los soldados. Ellos le preguntan: ¿“Qué debemos hacer?” Al hacer esta pregunta, ellos quieren saber como preparar el camino del Señor. Juan tiene consejos  buenos y prácticos para ellos.

 

HISTORIA DEL EVANGELIO:

¿La muchedumbre le pregunto, Qué debemos hacer entonces? Él les contesto, Quienquiera que tiene dos mantas debería compartir una con la persona que no tiene ninguno. Y quienquiera que tiene comida debería hacer lo mismo.

 

La gente que responde la llamada de Juan el Bautista al arrepentimiento es “la muchedumbre.” Esta gente vienen buscando el consejo de Juan sobre lo que ellos tienen que hacer. Juan no recomienda mejor cumplimiento de la ley, sino más actos de generosidad sobre todo para aquellos que les hace falta las necesidades básicas para vivir: ropa y alimento. Juan los llama para dejar al lado el egoísmo para tender la mano a otros en necesidad.

 

¿Incluso los recolectores de impuestos vinieron para ser bautizado y ellos le dijeron, Maestro, qué debemos hacer?” Él los contestó, Dejen de recolectar más de lo que es debido.

 

Los recolectores de impuestos eran conocidos por su deshonestidad. Los romanos juntaban los fondos para su gobierno dándole el privilegio de colección a diferente individuos. Los recolectores de impuestos estaban entre la gente más despreciada en todo Israel. Los Judíos sentían que ellos estaban siendo engañados por estos hombres que trabajaban para el enemigo. Los recolectores se mantenían ellos mismos añadiendo una suma al total y guardando este dinero para ellos. Juan aconseja que se cuiden de la avaricia: “dejen de recolectar más de lo que deben cobrar.”

 

¿Los soldados también le preguntaron, “y qué es lo que deberíamos hacer?” Él les dijo, “no practiquen la extorsión, no acusen falsamente a nadie, y estén satisfechos con sus salarios.”

 

El mensaje poderoso de Juan alcanzó hasta los soldados. Éstos probablemente no eran soldados romanos sino soldados judíos que servían para ayudar mantener la paz. Tal como los recolectores de impuestos, ellos estaban en una clase separada y privilegiada sobre gente común y eran capaces de usar su poder para el bien o para aprovecharse de la gente. Entonces cuando los soldados preguntaron que debían hacer, Juan les dijo que dejaran de hacer ciertas actividades – como sacar dinero de la gente y acusar a la gente de cosas que ellos no hicieron. Como con los recolectores de impuestos, se les dijo que controlaran su avaricia estando satisfechos con su pago.

 

La gente estaban llenos de expectativa y todos se preguntaban en sus corazones si Juan podría ser el Mesías.

 

Juan inspiró y convirtió a muchos de sus oyentes cuando vinieron a ser bautizados. Algunas personas hasta se preguntaron si Juan podría ser el Mesías esperado. Juan rápidamente disipó este malentendido declarando en voz alta y clara que el no era digno de eso.

 

Juan contestó a todos ellos, diciendo, les bautizo con agua, pero algien más grande que yo  viene. No soy digno de desatarle las correas de sus sandalias. Él les bautizará con el Espíritu santo y fuego.

 

El bautismo de Juan con agua sólo simbolizaba el lavado de pecados. Su bautismo coordinaba con su mensaje de arrepentimiento. Su bautismo era un símbolo verdadero de la preparación para una persona arrepentida dar la bienvenida al Mesías y recibir su mensaje y su bautismo. Juan indicaba que tan insignificante él era comparado con el más poderoso quién venía. El Mesías “les bautizará con el Espíritu santo y fuego.”

 

Trae su aventador en la mano para limpiar el trigo y separarlo de la paja.  Guardara el trigo en su granero, pero quemará la paja en un fuego que nunca se apagara.”

 

El aventamiento” es usado con frecuencia en la Biblia para describir el juicio de Dios. Juan habló de arrepentimiento, pero él también habló del juicio sobre aquellos que se negaban arrepentirse. Aquellos que rechazan vivir para Dios son la paja.  Por el contraste, aquellos que se arrepienten parecen al trigo.

 

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

El mensaje de Juan exigía por menos tres respuestas específicas:

1. Compartan lo que tienen con los que lo necesitan.

2. Cualquiera que sea su trabajo, hágalo bien y sean justos.

3. Estén satisfechos con lo que ganan.

 

Juan no tenía tiempo para dar mensajes consoladores a aquellos que vivían vidas descuidadas o egoístas. Él llamaba la gente a vivir correctamente. ¿Qué cambios pueden hacer para compartir lo qué tiene, trabajar honestamente y bien, y estando contento?

 


This article was published on Thursday 10 December, 2009.

Back to main topic: ESTUDIA LA PALABRA DE DIOS
ESTA VIUDA POBRE PUSO MAS QUE TODOS
CRISTO REGRESARÁ CON GRAN PODER Y GLORIA.
USTEDES DICEN QUE SOY UN REY
LA REALEZA DE JESUCRISTO
SU REDENCIÓN ESTÁ A MANO
¡NECESITAMOS EL ADVIENTO!
LAS PROMESAS DE DIOS
VIMOS SU ESTRELLA ALZARSE Y HEMOS VENIDO A RENDIRLE HOMENAJE
TODA LA CARNE VERÁ LA SALVACIÓN DE DIOS
LA INMACULADA CONCEPCION DE LA VIRGEN MARIA
EMMANUEL – ¡DIOS ESTA CON NOSOTROS!
HOY ESTA ESCRITURA ES REALIZADO
NAVIDAD
“LA MADRE DE MI SEÑOR DEBERÍA VENIR A MI.”
EL BAUTISMO DE JESÚS

Current Reviews: 0
Write Review
Tell a friend
Tell a friend about this article:  

 
 

Articles
New Articles
All Articles
All Topics
 ABOUT FR. LINH
 ENGLISH -> (266)
 ESPAÑOL -> (274)
 TIẾNG VIỆT -> (540)
 H.Y. NG. VĂN THUẬN
 Đ.C. NG. VĂN NHO
Articles RSS Feed

Quick Find