Top » ESPAÑOL » ESTUDIA LA PALABRA DE DIOS » EL BAUTISMO DE JESÚS
EL BAUTISMO DE JESÚS by Fr. Linh

EL BAUTISMO DE JESÚS

Rev Linh N. Nguyen

 

Cuando Juan predicaba en el desierto para preparar a la gente para la venida del Mesías, les ofrecía al mismo tiempo bautismo con agua a aquellos que venian como un simbolo de confesión y arrepentimiento sincero de sus pecados. Él ofrecia esta clase de bautismo a todos incluyendo los recaudadores de impuestos y soldados.

 

Pero cuando Jesús mismo vino a Juan para el bautismo, Juan inmediatamente queria impedirselo. ¿Cómo sabía Juan que Jesús era El que vino para ser El Mesías? Era porque Juan había estado lleno del Espíritu Santo desde su nacimiento (Lucas 1:15). Por medio del ministerio del Espíritu en Juan, el reconoció El que se presentaba para el bautismo.

 

El bautismo por Juan era un rito de limpieza como el descrito en el Antiguo Testamento – un signo de confesión y arrepentimiento con miras al perdón del pecado. Y él hacia aquel rito de la limpieza a la gente que venian a el con el fin de prepararlos para dar la bienvenida al Mesías. Pero Jesucristo no tenia pecado; Él no tenía ninguna necesidad de arrepentimiento o confesión. Era uno de los motivos de Juan para negarse bautizar a Jesús.

 

Juan sabía que Jesús no necesitaba su bautismo. Juan también reconoció que él no era digno para bautizarlo. En efecto, Juan vio que él mismo necesitaba el bautismo de Jesús. De hecho, Juan había hablado de este bautismo en Lucas 3:16, “Yo en verdad, los bautizo con agua, pero viene uno que los bautizará con Él Espíritu santo y fuego. El es mas poderoso que yo, que nisiquiera merezco desatarle la correa de sus sandalias.” La palabra de Juan indicaba que él esperaba el bautismo por el Espíritu Santo que el Mesías proporcionará.

 

Jesús no negó la declaración de Juan que Él era libre de pecado y no necesitaba el bautismo de Juan. Pero en respuesta a la actitud de Juan de no querer bautizarlo, Jesús dijo, “Déjelo así por ahora, pues es conveniente que cumplamos todo lo que Dios ha ordenado” (Mateo 3:15). Si Jesús era el Mesías, entonces Juan que esperaba la llegada del Mesías estaba en obligacion de someterse a su autoridad. Fue este sometimiento al reconocer Su identidad como el Mesías que Jesús necesitaba de Juan. Obediciendo la petición de Jesús, Juan lo bautizó. ¿Pero todavía estamos confundidos sobre por qué Jesús tenía que ser bautizado por Juan?

 

De seguro, no era porque Jesús tenía pecado para confesar para tener que acudir a Juan. Además, si Jesús hubiera necesitado el bautismo de Juan, este habría significado que Él, como cualquier otra persona, esperaba la venida del Salvador que perdonaría el pecado en vez de ser el Salvador Él mismo.

 

Cuando Jesús fue negado por Juan para ser bautizado por él, Él le dijo, “Déjelo así por ahora, pues es conveniente que cumplamos todo lo que Dios ha ordenado” (Mateo 3:15). Entonces segun las palabras de Jesús, la primera razón por la que Jesús necesitaba el bautismo de Juan era para “que cumplamos todo lo que Dios ha ordenado.”

 

La Ley de Moisés en Levitico 16:4 dio algunas instrucciones a un futuro sacerdote que iba a ser consagrado en su oficina sacerdotal como sigue: “Debe ir vestido con la túnica de lino consagrada, cubierto su cuerpo con calzoncillos de lino, y llevar puestos el cinturon y el turbante de lino. Esta es ropa consagrada, asi que, antes de ponersela, el debe lavarse con agua.”

 

Así que la Ley exigió que alguien entrando dentro de una oficina debera pasar por un rito de limpieza. Jesucristo fue instalado a la oficina de Mesías, no a el de sacerdote. Pero a fin de cumplir con las demandas de la Ley, Cristo fue bautizado, significando que Él fue bendito a Dios y aceptable para Él para servir.

 

Según el Evangelio de Juan, podemos entender otra lado del bautismo de Cristo. Juan el Bautista dijo, “yo no lo conocía, pero el que me envió para bautizar con el agua me dijo, ‘en quien usted vea el Espíritu bajar y permanecer, él es quién bautizará con el Espíritu Santo.’ Ahora he visto y he declarado que él es el Hijo de Dios” (John 1:33-34).

 

Juan reconoció a Jesús como el Mesías cuando Él se presentó para el bautismo. Pero él no podía declarar este hecho por su propia cognición subconsciente que le era revelado por el Espíritu Santo. Era sólo después que el Espíritu bajo sobre Jesús después del bautismo que Juan podría públicamente anunciar que El que él había prometido había llegado y había comenzado Su ministerio. Después de este anuncio público, el bautismo de Cristo liberó a Juan de la tarea de ser el precursor del Mesías esperado.

 

Además, Jesús vino a Juan para obtener el bautismo de modo que Él pudiera identificarse con los creyentes que quedaban en Israel. El ministerio de Juan había traído a hombres a la fe en su palabra y en la promesa de Dios. Este creencia estaba unido junto con el simbolo del bautismo de Juan. Cuando Jesucristo vino, Él vino no a identificarse con una cierta clase social o religiosa o una casta privilegiada, como los Fariseos, los Saduceos, o los Fanáticos, pero mejor dicho para identificarse con los creedores existentes quiénes esperaban la realización de las promesas de Dios.

 

Pero más importantemente, Jesús fue bautizado para identificarse con pecadores. Pecadores venían a Juan para confesar sus pecados, confesar su necesidad de un Salvador y demostraban un simbolo externo de la fe que tenian en que el Salvador vendria y que les redimiría del pecado. Jesucristo vino para identificarse con pecadores de modo que por aquella identificación Él pudiera morir para sus pecados y hacerse su Salvador. Este era la enseñanza de Pablo en 2 Corintios 5:21: “Cristo no cometio pecado alguno; pero por causa nuestra, Dios lo trato como el pecado mismo, para asi, por medio de Cristo, librarnos de culpa.”

 
Finalmente, en Su bautismo Jesucristo fue untado por el Espíritu Santo de Dios para cumplir las funciones de la oficina mesiánica. Lucas declaró, “Saben que Dios lleno de poder  y del Espíritu Santo a Jesus de Nazaret y que Jesus anduvo haciendo bien y sanando a todos los que sufrian bajo el poder del diablo. Esto pudo hacerlo porque Dios estaba con el” (Hechos 10:38).

 

Jesús fue consagrado para Su trabajo mesiánico al ocurrir Su bautismo. El término Cristo quiere decir “el consagrado” Jesús fue consagrado por el Espíritu Santo en Su bautismo y comenzó a llenar su posicion de Mesías como fue descrito por Isaias: “el espíritu del Señor esta sobre mí, porque el Señor me ha consagrado; Me ha enviado a dar buenas noticias a los pobres, a aliviar a los afligidos, a anunciar libertad a los presos, libertad a los que estan en la cárcel” (Isaías 61:1).

 


This article was published on Thursday 06 January, 2011.

Back to main topic: ESTUDIA LA PALABRA DE DIOS
ESTA VIUDA POBRE PUSO MAS QUE TODOS
CRISTO REGRESARÁ CON GRAN PODER Y GLORIA.
USTEDES DICEN QUE SOY UN REY
LA REALEZA DE JESUCRISTO
SU REDENCIÓN ESTÁ A MANO
¡NECESITAMOS EL ADVIENTO!
LAS PROMESAS DE DIOS
VIMOS SU ESTRELLA ALZARSE Y HEMOS VENIDO A RENDIRLE HOMENAJE
TODA LA CARNE VERÁ LA SALVACIÓN DE DIOS
LA INMACULADA CONCEPCION DE LA VIRGEN MARIA
¿“QUÉ DEBERÍAMOS HACER?”
EMMANUEL – ¡DIOS ESTA CON NOSOTROS!
HOY ESTA ESCRITURA ES REALIZADO
NAVIDAD
“LA MADRE DE MI SEÑOR DEBERÍA VENIR A MI.”

Current Reviews: 0
Write Review
Tell a friend
Tell a friend about this article:  

 
 

Articles
New Articles
All Articles
All Topics
 ABOUT FR. LINH
 ENGLISH -> (266)
 ESPAÑOL -> (274)
 TIẾNG VIỆT -> (540)
 H.Y. NG. VĂN THUẬN
 Đ.C. NG. VĂN NHO
Articles RSS Feed

Quick Find